Dr. Miguel Vaira: «actualmente se curan entre el 60-70% de todos los cánceres»

Dr. Miguel Vaira: «actualmente se curan entre el 60-70% de todos los cánceres»

4 febrero, 2017 Desactivado Por El Espectador

Hoy es el Día Mundial del Cáncer, instaurado en el año 2000 con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer del 2016 se estima que uno de cada tres varones y una de cada cuatro mujeres serán diagnosticados de cáncer a lo largo de su vida. Y que aproximadamente el 40% de los cánceres se podrían evitar. Nosotros hablamos con el doctor, Miguel Vaira de Policlínica Villarrobledo para hablar profundamente sobre el tema y desmentir algunos mitos. 

– ¿Qué es en realidad el cáncer?

El cáncer es un grupo de alrededor de 200 enfermedades diferentes que se caracterizan por un crecimiento desorganizado y desenfrenado de células anormales. Estas células tienen la capacidad de invadir los tejidos vecinos o diseminarse a distancia por la sangre (metástasis). Decimos que son enfermedades diferentes porque tienen factores de riesgo, pronóstico, evolución y tratamientos distintos aunque compartan como característica esta crecimiento celular anormal.

– ¿Quién puede llegar a tener cáncer?

Cualquier persona que tenga predisposición a padecerlo o se exponga a los factores de riesgo desencadenantes puede padecer cáncer.

– ¿Cuáles son las causas del cáncer?

En el 80-90% de los casos se puede identificar un factor externo como desencadenante del cáncer, ya sea químico (como el tabaco, alcohol, drogas, herbicidas, pesticidas, desechos industriales), físicos (como radiaciones ionizantes o ultravioletas -sol-) o biológicos (virus de la hepatitis B o C, virus del papiloma humano, bacteria helicobacter pylori).

En un 5% la causa se debe a una alteración genética que el paciente tiene desde su nacimiento y en alrededor de un 10-15% no se puede identificar la causa y podría corresponder a un factor externo o a una alteración genética aún no identificada.

En el caso de los cánceres en pediatría esto se invierte ya que en el 80-90% las causas de deben a una alteración genética.

Estas causas o factores de riesgo van a producir un daño en el ADN celular, que cuando ocurre de manera repetitiva la célula pierda la capacidad para crecer normalmente y de forma organizada. Esto puede ocurrir en años o décadas.

– ¿Se puede prevenir?

Al ser la mayoría de los cánceres originados por factores externos al evitar los mismos se pueden prevenir la mayoría de los casos.

Solo con no fumar, tener una dieta adecuada aumentando el consumo de frutas y verduras, consumir bebidas alcohólicas con moderación, hacer ejercicio físico con regularidad y evitar el sobrepeso y obesidad estaríamos evitando la aparición de un 30% de los casos. Hay otras medidas preventivas específicas como la vacunación contra la hepatitis B (cáncer de hígado), vacunacion contra el virus del papiloma humano (cáncer de cuello de útero), protección para la exposición solar (cáncer de piel), prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual que pueden evolucionar  a diferentes cánceres.

En los cánceres de origen genético una vez detectado en algún integrante de la familia se realiza un estudio genético a todos los familiares directos con el objetivo de detectar quien tiene la anomalía y tomar las medidas adecuadas. Para algunos cánceres realizamos un cribado o screening, en donde se busca la enfermedad en la población sana. Esto es aplicable sólo a algunos tipo de cáncer como por ejemplo el de colon donde realizamos colonoscopia cada 10 años o examen de sangre oculta en materia fecal cada año, la citología para el rastreo de cáncer de cuello uterino o la mamografía para la detección precoz del cáncer de mama.

Actualmente no se indica el rastreo de cáncer de próstata ya que el mismo no mostró una disminución de la mortalidad (en este caso se valora de forma personalizada con cada paciente).

– ¿Existen vacunas para reducir el riesgo de cáncer?

No hay vacunas que prevengan el cáncer como enfermedad, pero si vacunas que previenen infecciones que pueden desarrollar un cáncer en su evolución.

– ¿Cómo se diagnostica el cáncer? 

El diagnóstico se va a sospechar por los signos y síntomas clínicos y en base a eso solicitaremos analíticas y estudios complementarios indicados según el tipo de cáncer.

– ¿Cómo se trata el cáncer?

El tratamiento va a depender del tipo de cáncer y de su estadio. Se podrá realizar tratamiento quirúrgico al que además puede indicarse quimioterapia o radioterapia con el objetivo de eliminar células tumorales que puedan haber quedado en el sitio del tumor o se hayan diseminado a distancia.

– ¿Qué es la remisión?

La remisión se refiere a la respuesta del tumor al tratamiento. Esta puede ser parcial cuando se reduce de tamaño pero no desaparece o total cuando no quedan rastros del tumor. Si la remisión dura años puede considerarse la curación de la enfermedad.

– ¿Se puede curar el cáncer?

Si. Actualmente se curan entre el 60-70% de todos los cánceres. En la probabilidad del curación van a intervenir factores como el tipo histológico del tumor (el tipo de células que tenga), localización o estadio en el que si hizo el diagnóstico. Inclusive en los casos que se realice un diagnóstico precoz cuando el paciente no tiene síntomas puede llegar a ser de hasta casi el 100%

– ¿Cómo debe afrontar su día a día un paciente que ha superado la enfermedad?

Con total normalidad, evitando los factores de riesgo que ocasionaron la enfermedad y realizando las revisiones tal como se indican, ya que un paciente que tuvo cáncer tiene más riesgo de volver a padecerlo.

MITO O REALIDAD:

– El tratamiento es peor que el cáncer en si.

De ninguna manera. Aunque el tratamiento pueda tener efectos secundarios, no tratar un cáncer casi seguro termina con un desenlace fatal.

– El estrés causa cáncer.

No. El estrés y el estado de ánimo puede influir en la calidad de vida y en la respuesta al tratamiento, pero nunca va a ser causa de cáncer.

– El azúcar alimenta el cáncer 

No. Las células cancerígenas utilizan más glucosa (azúcar) para su metabolismo que una célula normal, pero no es un factor que influya en el crecimiento ni en la evolución del tumor.

– El diagnóstico precoz es “un seguro de vida”

El diagnóstico precoz  lleva consigo un mejor pronóstico y una mayor tasa de curación, pudiendo llegar a ser casi del 100% en algunos tumores como los de piel.

Esta diagnóstico precoz es más posible hacerlo en aquellas localizaciones más visibles como piel, boca, cuello uterino.

Redacción: Laura de Quintana