El Gobierno regional ve “una oportunidad de generación de actividad económica” en la declaración de Reserva de la Biosfera del Valle del Cabriel

El Gobierno regional ve “una oportunidad de generación de actividad económica” en la declaración de Reserva de la Biosfera del Valle del Cabriel

30 noviembre, 2019 Desactivado Por El Espectador

Cuenca, 29 de noviembre de 2019.- El Gobierno de Castilla-La Mancha considera que la declaración del Valle del Cabriel como Reserva de la Biosfera supondrá “una oportunidad de actividad económica y de empleo”. Así lo ha asegurado el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro durante el acto ‘Reserva de la Biosfera Valle del Cabriel’ organizado por la asociación Valle del Cabriel tras la declaración conseguida el pasado 19 de junio y que comprende un total de 52 municipios de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Aragón, de los que 37 pertenecen a la provincia de Cuenca, y seis más de la provincia de Albacete.

El Valle del Cabriel, tal y como ha señalado Martínez Guijarro, “es un magnífico ejemplo de cómo la actuación del hombre ha permitido tener valores ambientales que se reconocen por la UNESCO”. En este sentido el vicepresidente ha apuntado la necesidad de seguir implementando actuaciones para mejorar la sostenibilidad del territorio. Una puesta en valor que, tal y como ha asegurado, se tiene que visualizar “a través de esa marca de calidad para que tanto los productos como los servicios que se prestan en ese territorio tengan ese plus”.

Martínez Guijarro ha destacado el esfuerzo que ha supuesto la consecución de esta declaración de la UNESCO, ya que se trata de “trabajo hecho desde abajo hacia arriba, desde los municipios, desde los grupos de desarrollo rural” (fueron los impulsores de esta declaración) que, junto con la colaboración de las comunidades autónomas, les ha llevado a conseguir esta distinción como Reserva de la Biosfera.

Además, el vicepresidente ha recordado que éste es el segundo “sello” de la UNESCO en la provincia de Cuenca, puesto que la capital está declarada Patrimonio de la Humanidad, “una declaración similar”.

La del Valle del Cabriel es la tercera Reserva de la Biosfera que declara la UNESCO con territorio en esta región. La primera fue La Mancha Húmeda, en 1981, con 418.087 hectáreas. Y ya este mismo año 2019 ha sido declarada la del Alto Turia, donde 11.075 hectáreas de las 67.080 de su territorio, pertenecen a Castilla-La Mancha. En el caso de la del Cabriel, con 421.766 hectáreas, el 76% está en territorio regional (321.987,79 hectáreas) y comparte extensión con las comunidades vecinas de Valencia y Aragón.

La apuesta por la protección de los espacios naturales de la región

Por su parte, el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha insistido en la apuesta del Ejecutivo autonómico por la protección de sus espacios naturales, a través de la Red de Áreas Protegidas de Castilla-La Mancha formada por 112 espacios naturales protegidos, lo que supone 581.000 hectáreas protegidas. En los últimos cuatro años, como ha explicado, se han protegido dos monumentos naturales y dos más que acaban de iniciar sus trámites de declaración, cuando entre 2011 y 2015 “no se protegió ni una hectárea”.

Escudero ha recordado que, en junio de este año, las Chorreras del Cabriel, ubicadas en la zona conquense del mismo Valle, ya fueron declaradas Monumento Natural por el actual Ejecutivo, convirtiéndose en el séptimo y último espacio protegido por nuestra Comunidad en el entorno del Cabriel. Por lo tanto, el Gobierno de Castilla-la Mancha ya había protegido casi 8.400 hectáreas del Valle, lo que ejemplifica que “nuestras políticas van en consonancia con las directrices de la UNESCO”.

En el acto, al que han asistido el presidente de la Diputación, Álvaro Martínez Chana, el presidente de la asociación Valle del Cabriel, Sergio De Fez,  junto a los consejeros del Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana y el Gobierno de Aragón, Mireia Mollá y Joaquín Olona, se han entregado menciones y reconocimientos, y se ha llevado a cabo la conferencia ‘Reservas de la Biosfera, un compromiso para el desarrollo sostenible’, a cargo de Miguel Clüsener-Godt, director de la Secretaría del Programa Man and Biosphere (MAB) de la Unesco.