Guerrero reclama a Page que las ayudas a la conciliación familiar y laboral en Castilla-La Mancha no se limiten a la crisis del Covid-19

Guerrero reclama a Page que las ayudas a la conciliación familiar y laboral en Castilla-La Mancha no se limiten a la crisis del Covid-19

23 julio, 2020 Desactivado Por El Espectador

23, julio, 2019.– La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Gema Guerrero, ha reclamado hoy al presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, que las líneas de ayuda para la conciliación de la vida laboral y familiar no se limiten a la crisis por la pandemia de Covid-19, sino que se mantengan en el tiempo con presupuesto en cada ejercicio, además de contemplar más líneas de ayuda destinadas a pymes y autónomos, así como al mundo rural.

Así lo ha manifestado en el Pleno de las Cortes regionales, donde ha recordado que “la conciliación laboral y familiar sigue siendo un reto de la sociedad” y ha remarcado que “la pandemia ha hecho aún más patente la dificultad para conciliar de las familias”, lamentando que “ha tenido que golpearnos un hecho tan triste como éste para el Gobierno de Castilla-La Mancha se haya acordado de este asunto, que hasta ahora ha sido obviado y olvidado por el presidente de nuestra región”.

“Casi el 68% de las personas tiene problemas para conciliar. Este porcentaje sube si la persona es mujer y madre, pues 8 de cada 10 mujeres se enfrenta a problemas en cuanto a la conciliación y la corresponsabilidad”, ha recordado Guerrero, que ha resaltado que, “según el INE, 1 de cada 4 mujeres trabaja a tiempo parcial porque tiene que cuidar de hijos menores, mientras que solo 1 de cada 20 hombres lo hacen”, y según el informe ‘Familiados’, “cerca de 3 millones de familias han tenido que recurrir a su entorno o a servicios profesionales para el cuidado de sus hijos en la pandemia”.

Por eso, la diputada regional del PP pide “ir más allá”, “la conciliación también es una asignatura pendiente por ejemplo para las pymes” y, por eso, el PP echa de menos en el Decreto de ayudas para favorecer la conciliación laboral y familiar con motivo del Covid-19 del Gobierno Regional “una línea de ayudas dirigidas a estas pymes, para que puedan ofrecer mayores alternativas en este sentido a sus empleados”, como cheques guardería y ayudas para poner en marcha el teletrabajo.

En esta misma línea, desde el Grupo Popular solicitan “que se abra una línea de ayudas para aquellos profesionales y autónomos que decidan contratar empleados para que sigan desarrollando su actividad o negocio mientras ellos, por voluntad propia, decidan dedicarse al cuidado de sus hijos o familiares dependientes”, con lo que además se estaría creando empleo en nuestra región.

Por otro lado, ha insistido en la necesidad de tener en cuenta al mundo rural, estableciendo ayudas desde el Gobierno regional que faciliten la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en el ámbito rural. “Debemos tener en cuenta que hay municipios donde no hay guarderías, ni centros de día, ni residencias, con la dificultad que implica para los empleados que son padres o tienen dependientes a su cuidado”, ha destacado Guerrero.

La parlamentaria popular ha recalcado que “algunas comunidades, desde hace años, han establecido ayudas y pautas para que los trabajadores puedan conciliar mejor, no como en Castilla-La Mancha, que ha sido ahora con motivo de la pandemia cuando han empezado a tomar medidas en este campo”, por lo que se ha mostrado sorprendida de que “la señora consejera, en su comparecencia ante los medios, se proclamara pionera al poner en marcha esta línea de ayudas”.

Así, ha explicado que en otras comunidades ya hay ayudas para la conciliación, gracias a las cuales el trabajador tiene la posibilidad de disfrutar de permisos laborales por circunstancias específicas como el nacimiento de un hijo o el periodo de lactancia, sin que el salario se vea afectado. O también ofrecen subvenciones a familias que acojan a menores o ancianos, y a los trabajadores o a las empresas que se acojan a algunas de las medidas que la ley ampara.

Para la parlamentaria popular, “todas estas ayudas deben existir en nuestra región, pero no solo durante la pandemia, que por supuesto, sino que hay que extenderlas más allá para que perduren en el tiempo”, como ya pasa por ejemplo en Castilla y León, Extremadura, Galicia, Andalucía, Aragón, Asturias, Navarra y País Vasco.

“El Gobierno regional debe incluir en sus Presupuestos Generales de cada ejercicio líneas de ayudas dirigidas a la conciliación laboral y familiar para todos los castellano manchegos que quieran acogerse a ellas. Además de dirigirlas a pymes, autónomos  y hacerlas extensivas al mundo rural. Solo así será un compromiso real con la conciliación laboral y no una ayuda con carácter excepcional”, ha concluido Guerrero.