Núñez propone un Plan de Natalidad para madres menores de 30 años que vivan en zonas despobladas que alcanzaría los 20.300 euros durante 29 meses

Núñez propone un Plan de Natalidad para madres menores de 30 años que vivan en zonas despobladas que alcanzaría los 20.300 euros durante 29 meses

14 julio, 2021 Desactivado Por El Espectador

12 de julio de 2021. El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha anunciado que propondrá en el próximo Debate sobre el Estado de la Región un Plan de Natalidad de 14.500 euros de ayuda por hijo para mujeres menores de 30 años durante 29 meses; un plan que se incrementaría hasta los 20.300 euros por hijo para mujeres que vivan en municipios en riesgo de despoblación.

En concreto, en el primer caso supondría 500 euros al mes desde el quinto mes de embarazo y hasta que el hijo cumpla los dos años y, en el segundo, de 700 euros al mes durante ese periodo de tiempo.

Así lo ha destacado durante la inauguración de las Jornadas ‘Reto demográfico y despoblación rural’ de la Fundación ‘Concordia y Libertad’, junto al presidente nacional del PP, Pablo Casado.

Núñez ha incidido en que esta es una medida, que ya ha puesto en marcha la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es “muy importante” para luchar contra la despoblación en Castilla-La Mancha.

El líder del PP-CLM ha dicho que la realidad es que existe una “falta de oportunidades en el mundo rural” y la región cuenta con el “gran problema” de la despoblación. Por ello, ha señalado que el PP es garante de la igualdad de oportunidades a la hora de acceder a los servicios básicos y para que cada ciudadano elija en libertad el lugar donde desarrollar su vida.

“Cuando hablamos de despoblación tenemos que hablar de un problema que viene de lejos y que hay que abordar con seriedad y rigor”, ha añadido, por lo que “uno de nuestros principales retos es sacar adelante políticas de natalidad”.

Para Núñez, cuando se habla de despoblación y reto demográfico es fundamental hablar también de natalidad porque “sin niños es imposible llenar los pueblos y las ciudades”.

Castilla-La Mancha, según ha recordado el presidente del PP-CLM, tiene 919 pueblos, de los que más de 600 están en riesgo de despoblación. Además, el 78% de los municipios de la región están incluidos en zonas de riesgo de ser altamente despobladas y en ellos vive el 23% de la población castellano-manchega; igualmente, 739 municipios de menos de 2.000 habitantes han perdido el 15% de su población en el último decenio.

Y, frente a esto, Núñez ha censurado que el Gobierno de Page nunca ha contado en su agenda con este elemento, ya que se basa en “el cinismo, la hipocresía y en las promesas que nunca se cumplen”.

Así, ha afirmado que Page en 2016 recorrió la región “identificando” las siete zonas especialmente deprimidas y en cada una de ellas prometió un plan especial para luchar contra la despoblación y fomentar el empleo y, cinco años después, las ayudas se pueden cifrar “en 0 euros”.

Núñez ha asegurado que si el PP gobernase en Castilla-La Mancha y en España, con el presidente Pablo Casado a la cabeza, los 20 millones que propuso el PP regional para ayudar a los autónomos a implantarse en el mundo rural “serían una realidad”, así como la tarifa plana de 24 meses para los autónomos, ayudas a la natalidad o la gratuidad de la educación de 0 a 3 años.

Además de una estrategia de digitalización apoyada en los ayuntamientos para extender el ancho de banda o un complemento de ruralidad para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; también bonificaciones para los autónomos y emprendedores para asentar población en el mundo rural. “Pero hoy gobierna el PSOE en Castilla-La Mancha y en España y a todas estas propuestas nos han dicho no”, ha lamentado.

Núñez ha calificado como fundamental que haya una baja fiscalidad en la región con el objetivo de ayudar a la industria agroalimentaria y a la creación de puestos de trabajo.

El líder del PP regional ha criticado el “ataque visceral” del Gobierno de Sánchez a esta industria, por ello ha trasladado todo su apoyo a los ganaderos castellano-manchegos y ha afirmado que “no vamos a tolerar ataques del Gobierno de Sánchez y de sus ministros que tratan de culpar a la gente honrada que trabaja en el campo”.

Núñez también ha incidido en que la nueva PAC debe garantizar la viabilidad y el futuro de la agricultura y la ganadería de Castilla-La Mancha, ya que “no podemos tolerar un solo euro de recorte en la PAC” porque esta debe servir para el asentamiento de la población y para dar “seguridad y continuidad” al sector. “Los agricultores y ganaderos deben ser el epicentro de la nueva política de la PAC”, ha dicho.

Núñez ha señalado que en Castilla-La Mancha se ha aprobado una ley contra la despoblación que el Gobierno tacha de “pionera”. “Yo la tacho de nula porque no tiene presupuesto”, ha añadido.

El presidente del PP-CLM ha destacado que “cuando hablamos de despoblación, hablamos de personas” y de “salvar a las personas que quieren seguir viviendo en sus pueblos” para que las familias “tengan la oportunidad de asentar su vida donde quieran”.

Núñez ha afirmado que el Partido Popular trabaja en mejorar la digitalización, la comunicación, la sanidad o la educación y apuesta por una bajada fiscal en el mundo rural, con nuevas fórmulas de empleo y dando valor al turismo y la hostelería, que necesita ayudas para sacar adelante su trabajo. También, proteger las tradiciones, a los agricultores y ganaderos y apostar por la caza y la ganadería, en una región con una gran afición por la tauromaquia.

Y para esto, en palabras del líder del PP, hace falta “mejorar el modelo de financiación autonómica”, ya que la región ha perdido más de mil millones de euros desde la época de Zapatero, con respecto al dinero que corresponde a Castilla-La Mancha.

Núñez ha recordado que el PSOE lleva gobernando en Castilla-La Mancha 34 años, de los que Page lleva en el gobierno un total de 19, mientras que el PP ha gobernado durante 4 años. “Yo no he estado nunca en el Gobierno de Castilla-La Mancha, asumamos cada uno la parte de la culpa en la lucha contra la despoblación”, ha afirmado, al tiempo que ha apostado por “construir una Castilla-La Mancha de futuro”.