Valentín Bueno pone en valor la labor de Cáritas en el día de reapertura del Economato Solidario.

Valentín Bueno pone en valor la labor de Cáritas en el día de reapertura del Economato Solidario.

22 mayo, 2020 Desactivado Por El Espectador

Villarrobledo, 21 de mayo del 2020.- Tras dos meses de confinamiento en los que el economato solidario de Cáritas ha permanecido cerrado por razones de seguridad sanitaria, hoy, este servicio que se ocupa de proporcionar alimentos y artículos de primera necesidad a las familias más vulnerables de la localidad, reabría de nuevo sus puertas.

El Alcalde Valentín Bueno, junto a la concejal de Bienestar Social y la Presidenta de Cáritas Villarrobledo, Paquita Moreno, visitaba las instalaciones del Economato que en esta fechas habría celebrado el séptimo aniversario de su apertura, para interesarse por el desarrollo de esta primera jornada de reapertura.

El Alcalde ha puesto en valor la labor que Cáritas realiza todos los días del año en Villarrobledo también durante estas circunstancias excepcionales impuestas por la pandemia de coronavirus, intentando siempre que nadie se quede atrás.

Además, aunque el economato ha permanecido cerrado las familias han podido disponer de alimentos y productos de primera necesidad a través de acuerdos entre Cáritas y supermercados locales. Bueno explica que los gastos durante el periodo de confinamiento han sido asumidos desde la cuenta solidaria Villarrobledo Compromiso.

Así mismo anuncia que desde esta misma cuenta se realizará una aportación para la compra de alimentos y productos de primera necesidad en el banco de alimentos de Servicios Sociales que también ha estado atendiendo a las personas con necesidades quedando mermado de existencias hasta que llegue la próxima remesa en torno al mes de julio.

Cáritas junto a Servicios Sociales del Ayuntamiento y Cruz Roja a quien también está previsto ayudar han sido tres pilares importantes a la hora de cuidar de las personas que más necesitan sobre todo ahora con la situación de crisis económica y social provocado por el COVID-19.

Por su parte Paquita Moreno señala que desde que el economato fue abierto siempre ha existido el deseo de poder cerrarlo debido a que nadie necesitase de sus servicios, algo que no ha podido ser en estos 7 años, señalando que a día de hoy se ha incrementado la demanda de personas con necesidades debido a las consecuencias de la crisis del COVID-19.

Moreno señala que a pesar del confinamiento Cáritas ha seguido en su labor de ayuda a las personas más vulnerables, consiguiendo atender en torno a 80 familias de la localidad con dificultades, formando parte además del grupo de voluntarios que se han coordinado desde el Ayuntamiento junto a Protección Civil, Cruz Roja, Policía Local y Guardia Civil.

Una vez restablecido el servicio se han adoptado todas las medidas de seguridad oportunas ya que los usuarios llegan con cita derivados desde las oficinas de Cáritas con la lista de la compra ya realizada que los voluntarios se encargan de preparar y entregar a sin necesidad de pasar dentro del propio economato. Esto agiliza las compras e impide que se produzcan aglomeraciones lo que repercute en la seguridad de todos.